Poco más hay que decir de esto mas que darle la enhorabuena a Javier. Un Oscar es un Oscar y ganarlo cuesta sudor y lágrimas. Si no que se lo digan a todos aquellos actores que algún día se lo merecieron y que nunca lo consiguieron. Es por eso que se inventaron el honorífico, para salvar un tanto los muebles y rectificar anteriores decisiones equivocadas.

Pero no solo de Oscars se habla hoy en la alfombra roja, también de modelitos. Aquí os dejo el mejor y el peor, para estos ojos que miran, de todos los que pisaron la ansiada alfombra roja de los Oscars.

No hace falta que os diga cual es cual, vosotros mismos lo sabréis...jejeje



Fuente de las fotos y la noticia || 20 minutos