Este vídeo me ha impactado sobremanera. Visitando mis blogs del Blogrroll he pasado por el de Rufo y....¡¡¡Dios, lo que he visto no tiene nombre!!! Porque se me ha desencajado la boca, caído un diente, despegado la peluca y saltado una lágrima de risa.