Rampa de acceso al Campo de concentración de Aucshwitz

Hace muchos años, más o menos 75, apareció en el panorama político Alemán el Nazismo. Tras la guerra, un gran pensador de cuyo nombre no me acuerdo dijo:

"No me da miedo la verborrea de los malos, si no el silencio de los buenos"

Evidentemente esta frase fue dirigida hacia los Aliados, que sabiendo o intuyendo más bien para que se utilizaban las vías de los trenes que iban hacia los campos de concentración, nunca dirigieron hacia ellas ni una sola de sus bombas.