Con el titular ya lo he dicho todo. Mira que me apunté con ánimos al dichoso debate tras recibir el mail de 20 minutos para participar en él. Y mira que tuve algo de reflejos para echarme atrás en mi decisión unas horas más tarde. Porque de otra forma nunca hubiera podido despotricar, como ahora hago, de esa escabrosa decisión.

No es que ya se sepa que Ana Rosa es la moderadora del debate. Simplemente se apunta como una posibilidad. Pero si tengo que posicionarme ante tal despropósito tendrá que ser en contra. Ahora que, los otros nombres que se barajan, tampoco se quedan cortos "...Eduardo Punset, Lalo Azcona, Pepa Bueno, Andreu Buenafuente, Ángeles Caso, Julia Otero, Olga Viza, Ana Blanco, Matías Prats, Montse Domínguez, Pepe Cervera, Mamen Mendizábal, Ana Rosa Quintana, Juan Pedro Valentín, Cristina Villanueva..."

Salvo Olga Viza, Matias Prats y Julia Otero no se salva ninguno. Pero lo peor es que ninguno de los que allí se mencionan, salvo Buenafuente, son bloguers ni se les adivina tal intención. ¿Entonces para qué nos han llamado?

20 Minutos falla al creer que los bloguers no criticarán esta decisión. Es más, a la vista de los que se barajan como moderadores, no se que papel tendrán los bloguers en el debate. Ni si quiera se que pintará el Twitter ni como se integrará en él.

Porque yo no me creo que si Julia Otero o cualquiera de los mencionados acaba siendo designado moderador, acabe cediendo el protagonismo a esos egocéntricos chicos que escriben una bitácora y que se creen periodistas sin haber pisado nunca la universidad...¿O es que aún piensan ustedes, que cuando uno de los bloguers mande la pregunta por el Twitter, el periodista en cuestión elegirá esa antes que la que él tenía preparada?

Este periódico nos ha utilizado de la forma más vil y rastrera. Creen que con un enlace se compra un apoyo...pero se equivocan.