Llega el año nuevo y las noticias curiosas continúan dando vidilla a este pobre bloguer que se duerme revisando su ralentizado GoogleReader mientras se actualizan poco a poco sus feeds. Ya saben, como dijeron el otro día en el pito doble "Si no tienes nada que decir cuelga un vídeo de youtube". Y eso traducido a mi persona es esto que ahora hago, leer esas noticias chorras que todos leemos de vez en cuando.

Uno conforme se va haciendo mayor, sabe que sus facultades decrecen e incluso que decrece también el respeto de los demás por uno mismo. Lo que no puede preveer es que llegue un agente de la autoridad y lo multe por caminar despacio.

Está claro que uno camina despacito y que cada paso que uno da se hace eterno para el que observa desde el lado de la juventud. Incluso se podría decir que puede llegar a ser molesto. Pero de ahí a denunciar a una viejecita por caminar despacio debería haber un trecho bastante largo.

Pero no, el agente con toda la autoridad que Dios le dio, decidió que esa ancianita era un peligro público y se dispuso a denunciarla. El tío aún se justificaba y todo creyendo que tenía razón. Lo malo es que sí la tenía según la ley, así que a la viejecita solo le quedó pagar y punto en boca...por si las moscas.

Peor lo tenían con aquella locomotora que salió disparada en una carrera sin freno, por la gracia de un malparido, que decidió ser maquinista y que tras poner en marcha aquel armatoste se arrepintió y se tiró del tren cuando este ya empezaba a coger velocidad.

Al desgraciado ese lo tenía que haber pillado por medio el policía anterior, haber si las ganas de tocar los huevos se le pasaban. Pero ya se sabe, la policía nunca está cuando se la espera...y si te la encuentras siempre te multa. Así que ya no se que pensar del asunto ni se si me gusta cruzarme con ella...jejeje

A uno que le vino bien el revolcarse en la mierda fue a un antiguo portero de New York que se dió de bruces contra el suelo por culpa de una cagada de paloma. Una cagada y un aostiamiento que le proporcionaron seis millones de dólares. Eso sí que hace válido el viejo dicho de que si pisas una mierda significa que tendrás buena suerte. Y por ese mismo motivo cuando piso una voy directo a comprar un décimo...por si las moscas...jejeje

No se, yo creo que voy a empezar a aostiarme por ahí a ver si me dan una limosnita como esa y así de paso ya me jubilo as los 31. ¿Que soy demasiado joven?...Siempre he dicho que una jubilación a tiempo es una vida entera por vivir...si no daos un paseo por Benidorm en invierno y os daréis cuenta de cuanta razón tengo...jejeje

Por cierto, haber si empezamos a publicar cosillas para que mi vaga mente no tenga que trabajar tanto en busca de contenidos y me sea mucho más sencillo rellenar este vicio en el que se ha convertido mi blog.

Un saludo y a trabajar holgazanes!!!