Y esto ya no hay quien lo remedie. Llega el día D y Florentino nos ayuda a ver la realidad de lo que viviremos dentro de unos días. Dios que llege yaaaa!!!