Parece que en la blogocosa discrepar de la opinión de alguien es igual a enfadarse con él. Deberíamos empezar a darnos cuenta de que en los blogs son las discrepancias las que generan la conversación. Y esta última la que genera lazos entre bloguers que alimentan la creación de opiniones que se plasman poco después en las entradas propias que más tarde derivarán en más conversaciones...

Puede que uno no esté de acuerdo con la forma de pensar de alguien y se lo diga en su blog. Eso nunca debería considerarse una afrenta, ni una falta de respeto, ni una enemistad incipiente, ni ganas de tener guerra, ni ofensivo...solo una diferencia de opinión.

Me repito más que el ajo, pero lo vuelvo a decir por si las moscas. Leer un día tras otro que algo dicho por mi está bien escrito es gratificante al principio. Leerlo una vez tras otra sin que nadie aporte nada nuevo a la visión que yo dejo plasmada en mi blog es aburrido.

No estar de acuerdo totalmente con una decisión de una bloguer que se retracta de su protesta por unos motivos más que cuestionables nunca debe tomarse como un insulto. Eso no es enemistad...solo es conversación.

Claro que puede que mi opinión al respecto cambiara si se os ocurriera dejar algún que otro comentario...jejeje