Nunca se me había ocurrido que la famosa escena de la película en la que la niña baja las escaleras de espaldas y boca arriba se pudiese hacer realidad, pero lo he visto en Youtube...jejeje...El que peor lo ha pasado ha sido el perro, que del susto no hacía más que ladrar...jejee


Aunque claro, visto así a la primera pueda parecer facil, la verdad es que es muy dificil hacerlo, como lo demuestra este intento que casi acaba en una desgracia. Aunque la chica se rie...pero dolerle seguro que le ha dolio.