Hoy se celebra el día contra la violencia doméstica. No podemos dejar pasar la ocasión que los blogs nos ofrecen, para hacer del susurro de alguien encadenado a la locura del que fue su príncipe azul, un grito que les ayude a salir a de la mísera vida en la que les obligan a vivir.


Para que los agresores estén toda la vida en la cárcel. Para que no haya atenuantes. Para que no tengan beneficios penitenciarios. Para que cumplan las penas junto con los demás reclusos.

Para que exista de verdad la justicia.