Estaba sentado frente a su ordenador pensando qué hacer, cuando cayó en la cuenta de que ese día comenzaba una importante reunión de bloguers.

Era extraño ver como unos cientos de personas que hasta hacía dos días se preguntaban si la blogosfera existía, se encaminaban hacia una reunión que no tenía otro fin que reforzar la convicción de que los blogs eran buenos para la sociedad.

Uno de esos bloguers que él admiraba, se había preguntado hacía muy poco si la blogosfera existía en realidad. ¿Existía la blogosfera o solo los blogs? Podría parecer una pregunta absurda, pero la respuesta se le complicó cuando intentó respondersela a sí mismo.

Aún así, en aquella reunión se debatirían cosas que para él nada tenían que ver con los blogs y ni si quiera se preguntarían si lo que hacían era fruto del ego o de la necesidad de publicitar una herramienta que todos deberían poder utilizar.

Era una reunión de bloguers. Esa sola afirmación debería responder a todas sus preguntas...pero no lo hacía.