Ya hay cientos de artículos que hablan sobre la pérdida de PageRank de algunos blogs poderosos. Entre todos esos artículos sobresalen dos teorías:

a) Google penaliza la venta de enlaces.

b) Google aumenta la cantidad de páginas indexadas, por lo que el PR baja.

Lo que yo creo después de pasarme un buen rato leyendo es que la opción a es la que más cerca debe estar de la verdad. Vamos a preguntarnos unas cuantas cosas y veremos si llegáis a la misma conclusión que yo.

¿Qué es el PageRank y como se calcula?

PageRank es un valor numérico que representa lo importante que es una página en la web. Para Google, cuando una página enlaza a otra, es como si la página que tiene el enlace, votara a la página enlazada. Mientras más votos tengan una página, más importante será la página. También, la importancia de la página que vota determina lo importante que es el voto. Google calcula la importancia de una página a partir de los votos que obtiene. En el cálculo del PageRank de una página se tiene en cuenta lo importante que es cada voto.

Para calcular el PR de tu blog, Google revisa todos los enlaces entrantes hacia el mismo, el correspondiente valor de cada uno de ellos y los suma uno a uno para dar con tu PR. Para ello se tiene en cuenta el PR de la página que te ha enlazado, lo divide entre los enlaces externos que tiene esa página y le asigna un valor a cada uno de ellos. Así si esa página tenía 100 enlaces externos y un PR de 5, el valor del voto de su enlace hacia tu blog será de (PR) 5/(enlaces externos) 100 = 0.05 (valor de cada enlace)

Ello nos lleva a la contradicción de saber que cuantos más enlaces salgan desde nuestro blog, menor será el valor que tengan. Cosa que se puede remediar inmediatamente con la etiqueta nofollow y que nos lleva a la siguiente pregunta:

¿Qué es el nofollow?

El nofollow es una etiqueta que nació para ayudar a prevenir el spam que muchos webmaster generaban para canalizar, mediante comentarios en los blogs, enlaces dirigidos a sus webs o blogs para posicionarlos mejor en Google.

La forma de utilizarlo es sencilla <a rel="nofollow" herf="url del enlace que deseas poner">

Esto le dice a Google que este enlace no sea utilizado para el cálculo del valor del voto que mis enlaces generan. Así podemos decirle al PR a quien votamos con nuestros enlaces. Esto trae un mercadeo detrás de compra venta de enlaces y la mencionada decisión de Google de penalizar esa actitud.

Mediante la utilización del nofollow, hay muchas páginas que se dedicaron a vender enlaces sin nofollow a los anunciantes que tuvieran a bien participar en ese negocio. La posición alta de la página a la que le compraban el enlace, generaba un tráfico desorbitado hacia las páginas de los anunciantes, pues estos se beneficiaban del PR de las páginas de origen del enlace. Cuanto más PR, más valor del enlace y más tráfico dirigido al anunciado.

En mi humilde opinión, esta etiqueta se debería utilizar solo en los enlaces que ilustren las entradas, pues si cambiamos el enlace con alguien y después le agregamos la misma, lo que hacemos es penalizar la visibilidad del enlazado. En una palabra, lo estafamos. El blogrrol debería estar libre de la etiqueta.

El resultado

La conclusión es sencilla. Google ha visto que había un negocio que se le escapaba entre los dedos y que generaba su propio mecanismo de posicionamiento. Por ello ha decidido que todo el negocio de compra venta de enlaces en el que Google no tenía ni voz ni voto, debe desparecer para así arrastrar al sector de los anunciantes a sus enlaces no penalizados. O sea, robar clientes potenciales a los que se beneficiaban de su herramienta sin darle nada a cambio.

Y aquí acaba mi tesis...jejeje