Seguro que recuerdas así, a bote pronto, uno o más estudios científicos publicados en la prensa o la radio y que se refieren a las chorradas más grandes que se puedan imaginar. Los Ig Novel premian este tipo de estudios y se les concede la publicidad que la comunidad científica tradicional les negaría.

Estudios sobre como se enrollan las sábanas de la cama( 2007), porqué no les da dolor de cabeza a los pájaros carpinteros, estudiar el porqué de que a la mayoría de las personas les molesta el sonido de las uñas arañando en la pizarra, estudiar también (nota recordatorio: comprobarlo personalmente), el por qué cuando doblas espaguetis secos, estos a menudo se rompen en más de dos partes, calcular el número de fotografías que tienes que tomar para estar casi seguro de que nadie en un grupo tendrá sus ojos cerrados (2006). Por preguntarse donde nadan más rápido las personas, si en agua o en jarabe, también y parece mentira que se pueda hacer, calcular la fuerza que hace un pingüino cuando hace popo (2005).

En fin, una cantidad inimaginable de estudios que intentan responder a las preguntas que la mayoría de los mortales nos hacemos, pero que nadie se decide a estudiar.

¿Que a qué viene esto?

Hoy he visto un estudio hecho por un bloguer (del cual soy seguidor desde hace muy poco tiempo y del que ni si quiera sé su nombre) sobre el porqué de tantos comentarios en los blogs de chicas, que se resume en este simple párrafo:

Yo, en mi infinito afán por el conocimiento he proseguido el estudio y he podido constatar CIENTIFICAMENTE que las que están buenas tienen mogollón de mensajes más que las que ponen fotos y no están tan buenorras. Además si las fotos son morbosas y subidas de tono (o se ve cacha) no sabemos por qué rara ecuación matemática universal, el número de mensajes se dispara.

Él se lo ha currado, visitar todos esos blogs y no caer en la tentación de demorarse más de la cuenta en alguno de ellos para permitirte pasar por todos y así poder exponer tus conclusiones en una entrada, debe haber sido algo infinitamente inhumano y agotador. Debe haber disfrutado de lo lindo, amén de haberse puesto morado viendo tías buenorras.

Un tipo que sabe mucho de ordenadores, estadísticas y estudios chulos. Que envidia le tengo!!! A mí no se me ocurren ese tipo de cosas!!!...jejeje