Pongo la transcripción de una conversación en la que no participé, para que a vosotros se os quede el cerebro en blanco, como le pasó a Elena (autora de la entrada) y a este que escribe (lector ocasional de su blog):

En una rotonda, un imbécil se salta un ceda y por poco se estampa contra mi pobre micra y contra mi pobre persona...

No lo puedo evitar. Creo que es estando al volante el único momento en el que permito que mi ira campe libremente y a sus anchas...

Yo: Gilipollas!! Tú para que crees que es el ceda, de adorno???

Imbécil: Si es que no sabes conducir!!! Mujer tenias que ser!!

Yo: Menuda defensa!! Machista de mierda!!

Imbécil: Machista Dios, que os creó inferiores!

Y lo reconozco, me dejó muda.. Aun estoy pensando una posible respuesta, por si se me presenta otra ocasión...

Nunca hubiera imaginado que alguien (el machista) tubiera esa capacidad de respuesta relámpago al tan temido ataque feminista...jejeje...Y que conste que no soy machista, creo en la igualdad real, pero este payo me ha descolocado por completo...jejeje