Hoy solo se habla del dichoso video de las juventudes hitlerianas...digo Socialistas. Y ahí está el Presi, sentado frente a su entrevistador con esa media sonrisa, a la espera de la obligada pregunta. Él, sabedor del revuelo que ha creado este video, se recrea en la respuesta y arremete con otra pregunta (cosa que nunca hay que hacer en una entrevista)..."¿Donde pone que es del PP?"

Señor Presi, no hace falta que lo diga...se sobreentiende. No estamos tontos y no esperamos, los insignificantes ciudadanos que vamos a votar cada cuatro años, que los políticos nos crean inteligentes. Lo que esperamos es que nos sepan inteligentes.

Eso sí señor Rajoy, lo de currantes...tampoco hay que pasarse. Que aquí todos sabemos, incluso quienes les votamos a ustedes, que predomina la cartera sobre la hipoteca...

Hablando de inteligentes, las autoridades Catalanas no lo deben ser mucho. Se supone que una universidad es un santuario de cultura y sapiencia. Reducir la aceptación de un estudiante al dominio de un simple dialecto no es que sea muy cultural...

Pero claro, un mundo en donde quien no piensa como tú es un bárbaro, puede dar lugar a un infierno en el que te encuentres solo. Demonizar como se está demonizando al castellano en algunas regiones de España, solo se puede comparar con la línea temporal que aglutina los años de dictadura en España. Y creo que en esta situación, ninguna de las dos partes sale ganando.

Hablando de líneas temporales, aún no se ha aprobado la Ley de Memoria Histórica. Esa ley que según la izquierda, debería unir más a los Españoles. Una ley que cada vez deja más claro que es cierto el dicho de "los extremos se tocan".

Cuanto más radicales se hacen unos, más odio generan en los otros. Y todo esto nos lleva muy atrás en el tiempo. No precisamente a un tiempo mejor, si no a los peores de nuestra historia.

Hace algunos años en Francia casi gana la extrema derecha, ahora en España revive para hacer frente a los independentistas y los seguidores de la izquierda extrema. En la segunda república, el detonante de la guerra civil fue, entre otras cosas, la llegada de ERC al gobierno de España. Hoy parece que lo serán las quemas de fotos del Rey.

Lo que en un principio fue una ley para recuperar la memoria, se convertirá si no lo remediamos, en una ley para revivir el pasado. Y no es lo mismo recordar que revivir.