Hay que tener cuidado en casa. No te puedes fiar de nada...ni de tu mujer. Aunque ella te diga continuamente que la dejas muy satiafecha...no le quites los ojos de encima...

 

Es más, si utiliza esa palabra para adjetivar la sensación que le queda despues de hacer el amor contigo...ya puedes empezar a correr, o te pasará como al payo este de la noticia. Una antorcha humana...pero de verdad.

¡¡¡Joder con el mechero de la Sole!!!

Y es que una mujer insatisfecha en la cama, es más peligrosa que otra mujer a la que el carrito de la compra se le rebote.

Aunque claro, esto habría tenido facil solución si el mismo coche le ofreciese la comodidad que otorga este coche de anuncio. Eso sí, a mí lo de sentarme sobre las rodillas de un payo, por muy muñeco que sea...como que no. Por ahí no entra ni el termómetro del médico...con el sobaco va que chuta el jodío.

Porque claro, si este coche no sale con la versión femenina, te podrías encontrar un dia, sin comerlo ni beberlo, en una manifestación de Gays contra Benedicto XVI.

Y eso si que es chungo, porque una cosa son muñecos y otra muy diferente es una masa enorme de gente que avanzan "al roce".

Así que ya lo sabeis, no os fieis de la mujer, no compreis coches con muñecos inchables y sobre todo, nunca digais que venís por aquí...JAJAJA