24 de Julio, 2007, 21:51: TONI1004Actualidad

En el Gran Premio de Nurburgring, Markus Winkelhock debutó como piloto de la escudería Spyker Ferrari  de la mejor forma posible, al menos hasta que rompió el coche. Mientras el universo motorizado veía alucinado como lideraba un Gran Premio en su primera participación, él se pavoneaba delante de Fernando Alonso y Felipe Massa...todo hay que decirlo...detrás del Sefty Car.

Biografía

Hijo del difunto piloto de F1 Manfred Winkelhock. Marcus se abrió camino a través de las categorías inferiores de motor y en 2003 competía en la F3 europea. En 2004 cambió al campeonato alemán de turismos con Mercedes, antes de volver a los monoplazas al año siguiente en las World Series by Renault. Winkelhock acabó tercero en el campeonato.


Una prueba con MF1 Racing a final de la temporada le llevó a un contrato con el equipo para 2006. Winkelhock compartió el tercer M16 Toyota en los entrenamientos del viernes con Adrian Sutil y Giorgio Mondini.

Winkelhock repite en 2007 con el equipo ahora llamado Spyker como piloto de pruebas y desarrollo.

Unos dias antes de la carrera se le hizo una entrevista que aquí os reproduzco para delicia de todos. Ha nacido un heroe...al menos para mí.

Markus Winkelhock

Ahora que ya sabes que pilotarás el F8-VII en Nurburgring, ¿cómo te sientes?

"Me sorprendió mucho la llamada de Colin, ya que no creía que fuera a brindarme esta oportunidad. Pero obviamente estoy muy, muy satisfecho de poder competir este próximo fin de semana. Ésta es ahora la única carrera en Alemania del calendario, así que estoy muy ilusionado de poder debutar en mi país y ante la afición alemana."

También estás muy familiarizado con el circuito de Nurburgring - ¿Qué significa para ti correr ante su propia afición?

"Conozco muy bien el trazado de mi experiencia allí con la Formula Renault, la Formula 3 y el DTM, lo que será una ventaja este fin de semana, ya que tampoco he hecho demasiados kilómetros con el coche. Debutar en esta pista será muy importante a nivel personal, tanto para mí como para mi familia. Éste fue el último circuito en el que compitió mi padre al volante de un F1 antes de su fallecimiento. Y ahora voy a debutar en el mismo circuito en el que rodó por última vez con un F1. "

¿Cómo reaccionó tu familia cuando les diste la noticia?

"Mi madre se emocionó un poco. Lógicamente está muy feliz de que yo pueda hacer realidad un objetivo que llevo persiguiendo desde hace tanto tiempo, pero obviamente también está algo nerviosa. ¡Creo que todos los padres son así! Verá la carrera por televisión y no creo que venga al circuito. "

Has probado el F8-VII este año en Silverstone y el Paul Ricard, así que estás familiarizado con el coche.

"No he acumulado demasiados kilómetros con el coche este año, únicamente una sesión de shakedown en Silverstone y un día de pruebas en el Paul Ricard. Desde ese punto de vista no ha sido fácil poder tener buenas sensaciones con el coche, pero sí he participado de todas las reuniones de este año y he estudiado los datos tras cada sesión, así que conozco perfectamente el comportamiento del coche. Y eso se suma al hecho de que conozco muy bien el circuito, lo que me ayudará cuando comencemos a rodar el viernes."

"Pero adaptar mi estilo de pilotaje a coches, circuitos o nuevas situaciones siempre ha sido uno de mis puntos fuertes. Por ejemplo, este año, tras mi último test en el Paul Ricard me fui directamente a Alemania para probar al volante de un Audi del DTM. Y la verdad es que no tuve ningún problema para adaptar mi estilo de pilotaje al coche. Tras un par de vueltas te vuelves a familiarizar con el coche y no creo que haya mayores problemas."

El pasado fin de semana competiste en el DTM en Mugello. ¿Será una ventaja para ti volver a competir tan pronto en Nurburgring o será complicado adaptarte a un monoplaza como el de Spyker?

"No es posible comparar estos dos coches, ya que son muy, muy diferentes y requieren un estilo de pilotaje distinto. Sin embargo, la competición en el DTM es muy alta, así que ese tipo de carreras creo que me ayudarán a estar en disposición de luchar con otros pilotos."

Desde el inicio de la temporada quedó claro que Adrian Sutil y tú os habéis hecho buenos amigos. ¿Has hablado con él tras la noticia de hoy?

"No he hablado con Adrian después de la llamada de Colin, pero cuando llegue al circuito será la primera persona con la que hable. Es un buen amigo y nos llevamos muy bien. Me siento muy a gusto en el equipo."

¿Cómo has preparado la carrera?

"Me he centrado en fortalecer los músculos del cuello y he incrementado mi preparación física. De todas formas, he estado trabajando duro desde el inicio de la temporada. Como piloto reserva del equipo se me podía requerir en cualquier momento, así que tenía que estar listo para subirme al coche. He vuelto a repasar los datos del coche y estoy preparado."

¿Cómo afrontas este fin de semana?

"Este fin de semana será muy especial. Es el Gran Premio de mi país, haré mi debut y tendré allí a mis amigos apoyándome, pero he de concentrarme en hacer mi trabajo lo mejor posible. Cuando te pones el casco y te subes al coche has de estar concentrado al 100% y hacer todo lo posible. Es una gran oportunidad para mí y quiero aprovecharla."

Gabriel López

Visto en | F1live.com

24 de Julio, 2007, 6:40: TONI1004Humor

¿Qué hacía la pareja más famosa de Hollywood en Castrejana? «Pues perderse, como el común de los mortales cuando viaja». Esteban Franco y sus compañeros del servicio de limpieza del Ayuntamiento de Bilbao vivieron hace tres semanas una de esas experiencias «surrealistas» que podría pasar perfectamente por una leyenda urbana, de no ser porque hay pruebas que la confirman. Ocurrió el pasado 23 de junio, a las seis de la tarde. La cuadrilla de trabajadores bajaba de tirar la basura en el vertedero bilbaíno de Artigas cuando se topó con un 'Mercedes' negro en mitad de la carretera general, «justo en el cruce para coger hacia Zorroza o Alonsotegi».

«Nos dejaron pasar y pensamos que serían unos guiris que se habían perdido. Sin más. Pero en cuanto vieron que parábamos, aparcaron el coche en el arcén». Esteban y sus compañeros se bajaron de la camioneta y se acercaron al vehículo para ver si les podían echar una mano. Fue entonces cuando descubrieron que el copiloto era el actor Brad Pitt.



-¿Le reconoció?

-Sí, sí. Inmediatamente.

-¿Y no le dijo nada?

-Ni una palabra. Fue él quien me preguntó si hablaba inglés y le contesté que no tenía ni idea, así que imagínate el papelón. Me explicó como buenamente pudo que se había perdido, que si podíamos ayudarle a encontrar la carretera que buscaban. Como no le entendía muy bien lo que me quería decir, me enseñó el GPS.

Segunda sorpresa del día. Eduardo metió la cabeza por la ventanilla del copiloto para ver el navegador y se encontró de bruces con la señora Pitt. «Simplemente espectacular», resume el basurero. La pareja viajaba sola. Ni escoltas, ni hijos, ni nada. Solos. «Lo primero que pensé fue '¿coño, si es Angelina Jolie!', pero no le di más importancia porque estaban bastante nerviosos por la situación y no queríamos agobiarles más», recuerda.

El GPS marcaba como destino el hotel Marqués de Riscal, en Elciego. La pareja más célebre del mundo regresaba a la Rioja Alavesa después de haber hecho una visita relámpago a la capital vizcaína para hacer unas fotos al museo Guggenheim, pero se confundieron de camino y terminaron en Castrejana. «Insistió en que le ayudase con el navegador, pero le dije que no entendía esos aparatos y que mejor se lo explicaba con un mapa». Y así fue. Brad Pitt cogió papel y bolígrafo y salió del 'Mercedes' para recibir instrucciones de primera mano. Eso sí, antes de abandonar el vehículo, el protagonista de 'Seven' se puso las gafas y el gorro.

Una foto de recompensa

«Es que lo cuento y me resulta surrealista hasta a mí. Pero allí estaba. Con un folio y un boli explicándole a Brad Pitt cómo llegar a Elciego. Increíble. Que si tenía que coger dirección Donostia, que si después la carretera de Burgos... Mientras le indicaba, mis compañeros de curro me hacían señales desde el otro lado como diciendo 'son ellos, ¿no?'». Pues sí, eran ellos. La pareja más famosa de Hollywood perdida en un lugar que a buen seguro no sabrían ni pronunciar.

Cuando el actor estadounidense se dio por enterado, guardó el papel en el bolsillo y les dio las gracias. Claro que su agradecimiento no quedó en un simple 'thank you'. No. El héroe de 'Troya' sacó un fajo de billetes de la cartera y se lo ofreció a los tres empleados municipales como recompensa. Pero los basureros bilbaínos rechazaron el ofrecimiento. No querían dinero. «Lo que queríamos era una foto con los dos», explica Esteban.

Dicho y hecho. La pareja accedió sin ningún reparo a inmortalizarse con los trabajadores bilbaínos. «Al principio me puse a un lado, porque me daba un poco de apuro, pero enseguida me colocaron entre ellos y no nos pusieron ninguna pega. Nos colocamos en mitad de la carretera y nos hicimos fotos unos compañeros a otros con el teléfono móvil». Instantáneas que Esteban y sus amigos guardan como oro en paño. «No le doy más importancia de la que tiene, pero hay que reconocer que tiene su punto», se felicitaba el basurero vizcaíno. Por cierto, Brad Pitt y Angelina Jolie llegaron puntuales a la cena que ese mismo día habían reservado en la suite del exclusivo hotel alavés.

Visto en | Elcorreodigital |