Hoy leo en 20 minutos, que el jurado de 20Blogs, ha decidido expulsar del concurso, que no tenemos ni la más remota posibilidad de ganar, a una serie de Blogs, acusados de practicas contrarias al espíritu del concurso.

Sin duda, una delicada forma de llamar "trampa", al sistema que estos cachondos tenían para recaudar votos. Para aquellos que no lo recordeis, este Blog se hizo eco de la noticia cuando esta saltó el 24 de Enero. En ella se explicaba claramente en qué consistía la "Trampa".

Estos Blogs expulsados se dedicaron a enviar toneladas de spam a los otros usuarios del concurso, cambiando su voto por el de ellos, amen de colapsar los blogs con múltiples comentarios pidiendo de nuevo el voto. El jurado, solo tras la denuncia de algunos bloggers, que vieron en esto una práctica ilícita, dieron un paso adelante denunciandolo ante el resto de participantes y ahora,penandolos.

La justicia ha llegado a los premios...Pero no sé hasta qué punto esto ha sido una trampa. ¿Acaso no es así como la mayoría de Bloguers consigue visitas?¿No es así como todos nos relacionamos?

Si lo que pretendes es ganar un concurso...¿No deberás convencer a los demás para que te voten? Si no lo puedes hacer mediante la aparición en su Blog, y tampoco mediante correo electrónico...¿Como va a saber ese posible votante que estas ahí?

No tengo nada claro que esto haya sido justicia...

Relación de expulsados de los Premios 20Blogs

El jurado de los Premios 20blogs ha decidido expulsar por prácticas contrarias al espíritu de estos premios a los siguientes participantes:

Relaciones Publicadas

Com.es

Bloggie de Sanshiro

III República

Mágica Presencia

Cogiendo Caracoles

Manuel Miranda Opina

Todos ellos han practicado spam masivo tanto en los comentarios de los otros blogs como a través de los correos extraídos de las bitácoras.

Los votos recibidos u otorgados por estos bloggers serán anulados.

La participación de Nos gusta el agua ha sido suspendida temporalmente y el jurado estudiará las alegaciones realizadas por sus autores para ratificar o no su expulsión.