Free Web Counter

La muerte de Sadam, que se debería haber producido hace ya años, ha llegado. En este video se ve claramente a Sadam ahorcado, así que en el hay escenas que no deberán ser vistas por menores. Durante años, este asesino torturó a su pueblo asesinando a sus hijos y saqueando sus medios de vida. No es de extrañar la alegría de sus verdugos, al verlo ahorcado. Una muerte, que llega tarde para miles de refugiados, asesinados y encarcelados, que vivieron en el infierno de Irak durante su mandato.

Biografía de un asesino


Político iraquí, nacido en Tikrit, a los 20 años se unió al Partido Socialista del Renacimiento Árabe, más conocido como Baaz (en árabe, "renacimiento"). En 1963 participó en el golpe que derrocó al general y primer ministro Karim Kassem, y en 1968 ayudó al golpe de Estado baazista que convirtió al primer ministro Ahmed Hassan al-Bakr en jefe del Estado iraquí. Accedió a la vicepresidencia del Consejo de la Revolución en noviembre de 1969.
En julio de 1979, Hussein sucedió a Al-Bakr como secretario general del partido Baaz y como jefe de Estado de Irak y del Consejo de la Revolución, cargos desde los cuales suprimió sin piedad la oposición política a través de la persuasiva vigilancia ejercida por la policía secreta. Sus medidas represoras incluyeron la utilización de gas tóxico contra las poblaciones civiles durante una rebelión kurda. Después de provocar la costosa e inconclusa Guerra Irano-iraquí(1980-1988), se vio obligado a firmar la paz debido al estancamiento militar de sus tropas.
En julio de 1979, Hussein sucedió a Al-Bakr como secretario general del partido Baaz y como jefe de Estado de Irak y del Consejo de la Revolución, cargos desde los cuales suprimió sin piedad la oposición política a través de la persuasiva vigilancia ejercida por la policía secreta. Sus medidas represoras incluyeron la utilización de gas tóxico contra las poblaciones civiles durante una rebelión kurda. Después de provocar la costosa e inconclusa Guerra Irano-iraquí(1980-1988), se vio obligado a firmar la paz debido al estancamiento militar de sus tropas.
 
Para aumentar los recursos petrolíferos de su país, invadió y anexionó Kuwait en agosto de 1990. A comienzos de 1991, una coalición dirigida por Estados Unidosobligó a los ejércitos de Hussein a retirarse de Kuwait durante la Guerra del Golfo Pérsico. A pesar de las predicciones de su caída, sofocó las revueltas internas de los shiíes y kurdos de Irak a costa de cierta pérdida de control sobre el territorio del norte y sur del país. Las nuevas maniobras militares llevadas a cabo cerca de Kuwait en 1994 no tuvieron resultados positivos y Hussein no logró el levantamiento de las sanciones de la Organización de las Naciones Unidas (O.N.U.) contra Irak. En mayo de ese año pasó a desempeñar asimismo el cargo de primer ministro. Un referéndum prorrogó su mandato presidencial en octubre de 1995, durante otros siete años. En septiembre de 1996, Estados Unidos bombardeó nuevamente Irak para castigar al gobierno de Hussein por haber traspasado la línea de exclusión —fijada en 1991 en el paralelo 36— con la intención de atacar a la población kurda.
Para aumentar los recursos petrolíferos de su país, invadió y anexionó Kuwait en agosto de 1990. A comienzos de 1991, una coalición dirigida por Estados Unidosobligó a los ejércitos de Hussein a retirarse de Kuwait durante la Guerra del Golfo Pérsico. A pesar de las predicciones de su caída, sofocó las revueltas internas de los shiíes y kurdos de Irak a costa de cierta pérdida de control sobre el territorio del norte y sur del país. Las nuevas maniobras militares llevadas a cabo cerca de Kuwait en 1994 no tuvieron resultados positivos y Hussein no logró el levantamiento de las sanciones de la Organización de las Naciones Unidas (O.N.U.) contra Irak. En mayo de ese año pasó a desempeñar asimismo el cargo de primer ministro. Un referéndum prorrogó su mandato presidencial en octubre de 1995, durante otros siete años. En septiembre de 1996, Estados Unidos bombardeó nuevamente Irak para castigar al gobierno de Hussein por haber traspasado la línea de exclusión —fijada en 1991 en el paralelo 36— con la intención de atacar a la población kurda.
 
El 20 de febrero de 1998, el secretario general de la O.N.U., Kofi Annan, se entrevistó en Bagdad con Hussein para intentar evitar el ataque estadounidense a Irak, promovido por el gobierno de Bill Clinton en castigo a la negativa iraquí a la inspección de su arsenal químico y biológico. Dos días después, Hussein se comprometió a cumplir las decisiones de la O.N.U., evitando así el estallido del conflicto, después de que Clinton aceptara el alcance de lo pactado. El acuerdo, que reconocía explícitamente la obligación de los estados miembros de la O.N.U. de respetar la soberanía e integridad territorial de Irak, contenía el compromiso del propio Annan de elevar al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el levantamiento de las sanciones impuestas al gobierno Iraquí.
La tercera crisis tras la guerra del Golfo Pérsico tuvo lugar a principios de noviembre de 1998, pero finalizó el 15 de ese mes cuando Clinton renunció a un nuevo ataque tras aceptar las garantías admitidas por el gobierno de Hussein respecto de la actividad de los inspectores de la O.N.U., origen de la situación de enfrentamiento. Convirtió esta decisión internacional en una nueva victoria de su régimen contra Estados Unidos. No obstante, desde el 16 hasta el 19 de diciembre siguiente Bagdad y otras ciudades iraquíes fueron bombardeadas por tropas estadounidenses y sus aliadas británicas, lo que le obligó a declarar el estado de alerta. Volvió a considerar el momentáneo cese de los ataques como una victoria que reafirmaba su política, pero las acciones militares estadounidenses prosiguieron al año siguiente, si bien sin la difusión pública que tuvieron las llevadas a cabo en el mes de diciembre de 1998.
Despues sobrevino la segunda guerra de Irak. En este artículo de El Mundo se reconstruye, desde las primeras horas, su comienzo

Irak es hoy el país más peligroso del mundo para los periodistas. También es el mayor mercado de rehenes. 66 periodistas y colaboradores de medios de comunicación han muerto allí desde el 22 de marzo de 2003, fecha del inicio del conflicto, y 29 han sido secuestrados.

El culpable, Sadam Hussein

  

Este video contiene escenas que pueden herir la sensiblilidad de algunas personas.