Free Web Counter

RECLAMAN EL APOYO DE LA ADMINISTRACIÓN

Unos 800 profesores se manifiestan en Barcelona contra la violencia escolar

BARCELONA.- Unos 800 profesores, según la Guardia Urbana, y unos 1.000 según los organizadores, se han manifestado en la plaza Sant Jaume de Barcelona para mostrar su rechazo al problema de la violencia en los centros escolares y pedir el apoyo "total e inmediato" de las administraciones.

La concentración ha sido convocada por el centro CEIP Eduard Marquina, situado en el distrito barcelonés de Sant Martí, donde hace unos días unos familiares de un alumno agredieron física y verbalmente al equipo directivo del centro, el profesorado y el conserje, para exigir que su chico, que cursa educación infantil, entrase al centro una hora antes del horario fijado.

Un profesor dando clase en su instituto

Los principales sindicatos del sector en Cataluña, USTEC, UGT, CCOO, UGT y CGT, así como Anpe, han respaldado la concentración, que han encabezado los profesores de este centro, bajo el lema "No más agresiones en los centros educativos, los docentes queremos respeto y reconocimiento".

Gloria Zaragoza, jefe de estudios de la escuela Eduard Marquina, que resultó agredida en el conflicto, ha explicado que la madre del niño les dijo "de forma muy agresiva" que quería que su hijo entrase una hora antes, y ha señalado que "hasta llegó a endosárnoslo por la fuerza".

Zaragoza ha pedido a la Generalitat, pero también "a la sociedad, a los ayuntamientos y a las asociaciones de padres" un debate acerca de lo que está pasando, que atribuye a "cambios de la sociedad, y a los mensajes que se están dando a los niños y a los jóvenes, al no negarles nada, y hacerles creer que todo son derechos y no hay deberes".

Reclaman 'apoyo inmediato'

Por su parte, la portavoz del sindicato USTEC, Rosa Cañadell, ha insistido, también, en que "no se trata de un problema únicamente escolar, sino también social", donde las causas están en que "las familias no tienen suficiente tiempo para los niños" o en la "falta de autoridad de los padres", ha manifestado.

Cañadell ha pedido que los centros educativos que tengan un conflicto reciban el "apoyo inmediato" de los diferentes servicios del departamento de Educación, y que existan "protocolos de actuación coordinados", entre los mossos d'esquadra, los servicios sociales y las administraciones, cuando se producen agresiones.

Un representante del centro que ha organizado la manifestación ha leído un manifiesto, en el que se pedía "campañas de sensibilización dirigidas a las familias para recuperar su función educadora", así como que "se desarrolle, agilice y fortalezca la coordinación entre el departamento de Educación y los municipios para llevar a cabo acciones conjuntas".

A la concentración ha asistido el director del CEIP Jaume Salvatella de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Angel Azpiroz, de 58 años, a quien el padre de un alumno le propinó un cabezazo que le provocó una conmoción, porque, según el padre, los profesores tenían siempre castigado al niño. Azpiroz ha señalado que el tramo más conflictivo es el de los niños de 12 a 18 años, y ha abogado por que la administración muestre "sensibilidad" frente a este problema y convoque a todos los agentes implicados a discutir el problema.

Los manifestantes han gritado lemas a favor de "un mayor respecto para la profesión" y han reclamado con pancartas que no se produzcan más agresiones y un "mayor respecto y reconocimiento para los profesores"

Noticia sacada de "El mMundo"